domingo, 17 de abril de 2011

JIMI HENDRIX EN LA PLAYA DE LA PUNTILLA

En la arena, a través de los auriculares,
oigo a Jimi Hendrix en Woodstock.
De fondo el atenuado rumor de las olas.
Hay luna llena y las mareas son largas.
Poco a poco traen la arena
que el mar de invierno se llevó.
Los callaos desaparecen;
una nueva playa, un nuevo paisaje.
Me abstraigo en el horizonte limpio.
El sol cae. Quizás el rayo verde.
Mis hijos en el agua, sobre una colchoneta,
también observan y aguardan.
En el último instante una nube
impide el fenómeno.
Los niños salen temblando
y se cubren con la toalla.
Mañana.
Hear my train a’comin.

4 comentarios:

Antonio Arroyo Silva dijo...

De hecho este poema es en sí un rayo verde. Muy bueno, amigo viajero.
Saludos.
Antonio Arroyo

El viajero dijo...

Agradecido por tu visita y por compartir este rayo.

Rocío dijo...

Un poema con Woodstock y Hendrix dentro es un GRAN poema.
Yo también he oído las olas leyendo esto :)

El viajero dijo...

Hendrix nos lleva a cualquier lugar. Gracias, Rocío, por tus palabras.