viernes, 10 de junio de 2011

LINCHAMIENTO

Garfield Burley y Curtis Brown
cuelgan de una cuerda, linchados por racistas blancos,
el 8 de octubre de 1902 en Newbern, Tennessee.
Una multitud, y entre ella familias enteras
con niños pequeños,
contempla embobada mientras piensa en que pronto
será la hora de cenar.
Hay quienes aguardan para quedarse con algún recuerdo
de ese momento irrepetible: un rizo azabache,
un diente, un trozo de tela de la ropa,…
Alguien saca una foto para enviarla por correo
y para que yo escriba después de más de cien años.
Pero lo que llama realmente la atención
es que los dos hombres han muerto dándose la cara,
agarrados fuertemente de las manos,
sus dedos entrelazados.

2 comentarios:

Antonio Arroyo Silva dijo...

Un placer ver-leer una poesía con tanta vida literaria y real.
Saludos cordiales.
Antonio Arroyo.

El viajero dijo...

Gracias por tu visita a estas habitaciones del insomnio.