martes, 31 de enero de 2012

LENGUA DE MADERA



El descubrimiento de la labor como traductor de Hilario Barrero ha sido una de las alegrías literarias de estos últimos meses. Jane Kenyon o Ted Kooser han sido dos descubrimientos (dos más) a este torrente de poetas norteamericanos hacia los que siento una especial devoción como lector.
Ahora Hilario Barrero nos regala una excelente antología de poesía breve en inglés, editada por La Isla de Siltolá. Lengua de madera comienza en el siglo XVII y acaba con poetas nacidos a mediados del siglo XX. Alexander Pope, Coleridge, Tennyson, Yeats, Lawrence, Ginsberg o los contemporáneos Gluck, Gallagher o Kenyon son algunos de los nombres que aparecen en sus páginas.
Sin prólogo, sin aparto crítico, el libro es un delicioso paseo. Apetece cogerlo entre las manos y dejar que el azar nos conduzca hasta alguno de sus joyas. He aquí una de ellas.

TESS GALLAGHER

Dejo de escribir el poema

Para doblar la ropa. No importa quién vive
o quién muere. Soy todavía una mujer.
Siempre tendré muchas cosas que hacer.
Pongo las mangas de su camisa
juntas. Nada puede detener
nuestra ternura. Volveré luego
al poema. Volveré entonces a ser
una mujer. Pero por ahora
hay una camisa, una camisa gigante
en mis manos, y en algún lugar una niñita
de pie cerca de su madre
mirando cómo se hace.

1 comentario:

Arcipreste de Bruklin dijo...

Coroliano, muchas gracias por tus palabras. Me alegro que lo estés disfrutando. Un saludo cordial, hilario.